Se trata de un brocal de mármol blanco de época romana del siglo III, procedente del yacimiento del Mitra. Por la escultura se han interesado compradores de fuera de España.


El Museo Arqueológico Municipal de Cabra que se espera reabrir tras la finalización de sus obras de reforma y musealización para el próximo mes de mayo, coincidiendo con el Día Internacional de los Museos, contará entre sus piezas más destacadas con la escultura Niño con liebre , un brocal de mármol blanco de época romana del siglo III, procedente del yacimiento arqueológico de la villa del Mitra.
Así lo ha confirmado a este periódico Javier Ariza, delegado municipal de Cultura, señalando que desde el Consistorio se está trabajando para la adquisición de esta importante pieza del patrimonio egabrense al coleccionista cordobés Francisco Cabello Mohedano, a quién también en el año 2000 el Ayuntamiento adquirió, por 36.000 euros, una colección de cerámicas tartésicas -un ánfora, siete urnas o vasos funerarios y dos braserillos de bronce- y para las que se habilitó una sala especial en el mencionado museo.

Leer más...

La parroquia de Luque atraviesa una difícil situación económica a raíz de su restauración.
El párroco de la parroquia de Nuestra Señora de la Asunción de Luque, Manuel Rabadán, ha convocado por escrito a todos los responsables de hermandades y cofradías, Cáritas, catequesis y demás movimientos vinculados con la iglesia para informarles de que la parroquia está atravesando graves apuros económicos a raíz de su restauración, que ha costado 560.000 euros. Hasta ahora los vecinos han sufragado una parte, el Ayuntamiento ha aportado más de 250.000 euros. También ha colaborado el Obispado. No obstante, esto no ha sido suficiente y el párroco ha propuesto una cuota mensual con la que la mayoría de los asistentes a la reunión ha estado de acuerdo, con la condición de que se conozcan claramente las cuentas.

Leer más...

Se ha llevado a cabo la nivelación de los caminos peatonales. Finalizan lasobras del centro de recepciónde visitantes.
Los trabajos en el parque arqueológico de Torreparedones continúan, con el objetivo principal de poner en valor este importante recurso turístico. Estos días se está mejorando el sendero peatonal y, en concreto, se ha llevado a cabo la nivelación de los caminos peatonales del interior del parque mediante la aportación de zahorra artificial hasta alcanzar una pendiente transversal adecuada que facilite el tránsito por los mismos. Una vez nivelados los caminos se ha aplicado un tratamiento especial consistente en un suelo estabilizado para el que se ha utilizado un cemento blanco, arena y un árido también blanco de diámetro 10 milímetros.

Leer más...

El presupuesto es de 2,5 millones, financiados con el 1% cultural. Se ha restituido el perfil de los volúmenes de las torres de la fortaleza.
El alcalde de Baena, Jesús Rojano, ha visitado las obras de la segunda fase del Castillo de Baena, que prevé que estén finalizadas este verano. Mientras tanto, en el Ayuntamiento están estudiando las posibilidades de uso una vez esté abierto a visitantes, que será aproximadamente en marzo del próximo año. La intervención en la fortaleza se ha llevado a cabo en varias fases. El origen de las actuaciones tuvo lugar con la demolición de los depósitos de agua en 2005, algo que fue posible tras el traslado a la carretera CV-327, antigua carretera de Doña Mencía. Sin embargo, el primer gran proyecto de intervención, con una inversión de más de un 1,5 millones de euros, tuvo lugar con la limpieza y consolidación de las estructuras y restos arqueológicos.

Leer más...

Está considerada una de las colecciones más importantes de Hispania en su periodo histórico. Fueron halladas en 1959 en un edificio de la Carrera de las Monjas. Pertenecieron al ajuar funerario de una niña o joven de mediados del siglo II.
Considerada como una de las colecciones más importantes de las halladas hasta la fecha en lo que fue Hispania, el Museo Histórico Municipal de Priego ha recibido la donación de treinta terracotas de época romana, fechadas a medidos del siglo II después de Cristo.
Las piezas, que aparecieron en 1959 en la Carrera de las Monjas durante la construcción de un edificio, han sido cedidas al museo de la localidad por Manuel Córdoba Pérez, cuya familia se ha encargado de su conservación y custodia desde su fortuita localización hasta nuestros días.
Se da la circunstancia de que fue el propio Manuel Córdoba el que, durante una visita a las obras que se estaban realizando en el que sería su domicilio, ubicado curiosamente a escasos metros del actual Museo, observó cómo unos operarios estaban golpeando con un martillo una vasija metálica con la creencia de que ésta contenía un tesorillo, que luego resultó ser una colección de terracotas, varias de las cuales resultaron dañadas.

Leer más...